______________________________________________________

 

Michael Zeuske

 

Humboldteanización del mundo occidental?

La importancia del viaje de Humboldt para Europa y América Latina

 

Universität zu Köln, Alemania

 

 

6. Los Ensayos que faltan en el Opus americanum

    Alexander von Humboldt y el mundo andino (Nueva Granada, Quito y el Perú)

 

De acuerdo con Miguel-Ángel Puig Samper, podemos decir que el viaje de Humboldt por América fue un acontecimiento que, sin duda, revolucionó los conocimientos europeos sobre la América española, el cual dio lugar a una ingente obra científica por parte del propio Humboldt. Esta obra empezó con su diario de viaje, sus cartas, los diferentes informes o memorias (como la “Noticia mineralógica del cerro de Guanabacoa ...”[1]) y una primera relación corta de sus viajes[2] pasó por el Opus americanum publicado (sobre todo los Ensayos publicados) y culminó con la publicación de su Kosmos. Sin el viaje de Humboldt a América no hubiera habido ni diario, ni ensayos. La obra americana abrió el camino a numerosas disciplinas científicas.[3] Ahora, por ejemplo, el viaje de Humboldt servía de matriz por ejemplo al joven Charles Darwin. 

 

En este contexto, cabe preguntarse, qué papel representó en la obra de Alejandro de Humboldt el viaje al mundo andino y al Perú?

 

Lo primero que llama la atención es que Humboldt no publicó ensayos sobre Perú (o Nueva Granada, o Quito). Pero en los tempranos intentos de visualizar su viaje, claramente parte de su Opus americanum, en su famoso “Vues des cordillères et monuments des peuples indigènes de l’ Amérique” de 1810/13 juegan un papel muy importante. El país americano que más asombró e impregnó a Humboldt fue indudablemente la Nueva España. Pero: ¿porqué un ensayo sobre la isla de Cuba y no sobre el virreinato del Perú que contaba con el más alto estatus (expresado en valores simbólicos del imperio español)?

 

Cuando a partir de 1826 los liberales europeos se dieron cuenta de que las revoluciones de independencia en el continente “hispano” (o más bien “ex-hispano”) no cumplían sus ilusiones, Humboldt publicó el “Ensayo sobre la isla de Cuba”[4], el “preciosísimo Ensayo sobre esta Isla”[5] como comentó Arango. Esta obra es uno de sus grandes ensayos americanos, una de las estrellas del Opus americanum (los otros tratan de Nueva España[6] y la Tierra Firme, las provincias de la que más tarde sería Venezuela y una pequeña parte de la Nueva Granada[7]; esta es la llamada “obra de viaje”[8] más amplia).

 

En las famosas “Vues des Cordillères et monuments des peuples indigènes de l’Amérique”[9] han quedado plasmadas una visualización y estetización temprana del viaje (acogiéndose a las formas de la tradición clásica) que cuenta con el trasfondo de las antiguas culturas indígenas del Perú, Nueva Granada, Quito y México. Para los lectores de hoy, los “Vues” contienen paisajes y lugares casi de ópera[10]. En este escenario clásico y romántico Cuba tuvo poca cabida; la isla no tenía paisajes heroicos ni culturas indígenas (en alemán: Hochkulturen) que fueran reconocidas en aquel entonces como tales. Pero, entre 1818 y 1825 Humboldt y muchos otros liberales se dieron cuenta de que era Cuba la única que gozaba de una economía en pleno auge, un boom dentro de la segunda globalización en desarrollo. La isla se estaba modernizando, estaba poniendo en marcha la agricultura más eficaz del mundo atlántico y esto no le pasó desapercibido a Humboldt. Su Essai politique hizo que en el discurso occidental se considerara la isla como un punto central en el mundo atlántico[11], lo cual continúa siendo vigente hasta los años sesenta del siglo XX. México obtuvo una centralidad parecida, o mucho más importante que Cuba, por la posición primordial que ocupaba como país más rico del mundo (del mundo occidental[12], mejor dicho, en aquel entonces) y, por consecuencia del ensayo sobre la Nueva España. Pero esta centralidad no le sirvió mucho a este país en los primeros años de la independencia (hasta más o menos 1870). Con el fracaso del primer boom de inversiones europeas en México fracasó también el primer afán de modernización liberal. El país que otrora fuera el más rico del mundo occidental fue víctima tanto de una ilusión liberal basada en un cambio rápido de mentalidades, estructuras e infraestructuras que también Humboldt había denunciado como no-modernos, como de un “bubble” especulativo en los comienzos de la segunda globalización. Así sobrevino el tristemente célebre: „From colonial wellness to republican desaster“.[13]

Perú (o la Nueva Granada, al Río de la Plata ni lo menciona) y el mundo andino no obtuvo esta centralidad atlántica temprana de la segunda globalización por parte de la escritura humboldtiana, o la obtuvo sólo más tarde[14], hecho este que nos hace preguntar por las causas.

 

En las primeras publicaciones sobre el viaje, tanto de otros[15] como del propio Humboldt, el ámbito andino, los Andes centrales de la Nueva Granada, Quito y el Perú, parecía tener otro peso.[16] No tanto en la publicación temprana y más popular de Humboldt, “Ansichten der Natur”[17], aunque la raíz de esta publicación fue la ponencia “Ideen zu einer Physiognomik der Gewächse” de 1806, cuya base es mayoritariamente el territorio de los Andes.[18] El ámbito de los Andes sudamericanos, apenas tratado en los grandes ensayos del Opus americanum, sobre todo aparece en “Vues des Cordillères” (titulado con anterioridad: “Atlas pittoresque”). Estas “Vues“ pueden ser consideradas como una temprana visualización y estetización romántica de su viaje por América (“ästhetische Behandlung naturhistorischer Gegenstände”[19] o las “ganacias estéticas del viaje humboldtiano”[20]). Ottmar Ette lo llama “un musée imaginaire de las culturas del mundo“[21]. En este texto, “abierto de manera radical“, el Perú histórico, incaíco, heroico, tiene un lugar sumamente importante entre la serie de los “monuments“.

  

La construcción subyacente de este diálogo entre textos, memorias e imágenes son los “monuments des peuples de l’Amérique”, una escenificación heroica del pasado indígena, mezclada entre Incas (los “Péruviens”) y “Aztèques”[22] encuadrados en formas clásicas greco-romanas. El símbolo de esta mezcla intracultural con vistas románticas al paisaje es el famoso frontispicio de Gérard.[23] Entre las 69 tablas o láminas de esta obra (con su texto respectivo) se hallan 24 (35%) sobre Nueva Granada, Quito y el Perú, dos sobre las Islas Canarias, uno sobre Caracas y ninguno sobre Cuba o la Habana.[24] El resto es México.

 

Yo diría, como lo vengo diciendo desde que empecé a interesarme por la obra de Humboldt y la historia real de América Latina, que la revolución independentista es el gran muro entre una visión todavía dentro de los marcos del saber tradicional de América, que representan estas obras, incluyendo el Ensayo sobre la Nueva España y el Ensayo sobre Venezuela (la “Relation historique”, por lo menos el primer tomo) por una parte, y por otra el Ensayo sobre Cuba. Una obra crítica en tiempos de un imperio hispano intacto es el Ensayo sobre México; sin la independencia Humboldt hubiera escrito más ensayos de este tipo, radicalmente críticos y abiertos en muchos sentidos, pero cerrados en cuanto a los juicios estéticos. Posiblemente lo hubiera hecho con ensayos políticos sobre la Nueva Granada, el Perú y Quito, es decir sobre el mundo andino, o tal vez sobre Cartagena[25] dentro del mundo caribeño.

 

Con la revolución en América del Norte, la revolución francesa y las revoluciones de independencia en México y América del Sur (y la revolución de Saint-Domingue, siempre en el punto de mira de Humboldt), el desarrollo del mundo real del occidente tomó ya ciertos caminos más dirigidos. Ya no parecía tan necesario revivir el pasado heroíco de las culturas indígenas, sino describir intentos reales - y, en cierto sentido paradígmaticos, con revolución y violencia (Venezuela) o con reformas (Cuba) - para acercarse al modelo europeo de la modernidad de aquel entonces.



[1] El Patriota Americano, La Habana (1812), pp. 29-31.

 

[2] Vaughan, John, en: The Literary Magazin and American Register for 1804, (1804), t. 2, pp. 321-327; Puig-Samper; Rebok, “Alexander von Humboldt y el relato de su viaje americano redactado en Filadelfia”, en: Revista de Indias, vol. LXII, núm. 224 (2002), pp. 69-84

 

[3] Rupke, Nicolaas A., “Introduction”, en: Cosmos. A Sketch of a Physical Description of the Universe by Alexander von Humboldt, translated by E. C. Otté, Vol. I, Baltimore and London: The Johns Hopkins University Press, 1997, pp. VI-XLII.

 

[4] Puig-Samper; Naranjo Orovio; García González (eds.): Ensayo Político ..., passim.

 

[5] Carta de Arango a Humboldt, La Habana, 30 de Julio de 1827, en: Staatsbibliothek zu Berlin – Preußischer Kulturbesitz, Handschriftenabteilung, Nachl. A. v. Humboldt, K 7b, Mp. 68.

 

[6] Humboldt, Essai Politique sur le Royaume de la Nouvelle-Espagne. 2 vols., Amsterdam; New York: Theatrvm Orbis Terrarvm, 1971 (Facsimilé intégral de l'Édition, Paris 1805-1834).

 

[7] Humboldt/Bonpland, Aimé Goujaud, Relation historique du Voyage aux régions équinoxiales du Nouveau Continent, fait en 1799, 1800, 1801, 1802, 1803 et 1804 par A. de Humboldt et A. Bonpland. Réd. par A. de Humboldt, 3 vols., Paris, tom. I: 640 págs. (casa editorial: Schoell) 1814 (-1817); tom.II: 722 págs. (ed.: Maze) 1819 (-1822); tom. III: 629 págs. (ed.: Smith et Gide fils) 1825 (en realidad: 1831); para Colombia y Venezuela véase: Filesi, Pietro (pres.), La ruta de Humboldt: Colombia y Venezuela/ selección de textos de Alexander von Humboldt, 2 vols., prólogo de Arturo Uslar Pietri, fotografía general de Nelson Garrido, Bogotá: Villegas, 1994.

 

[8] Biermann, „Alexander von Humboldts berühmter Bericht über seine amerikanische Forschungsreise 1799-1804 – ein Torso“ [1982], en: Biermann, Miscellanea Humboldtiana, Berlin: Akademie-Verlag, 1990 (Beiträge der Alexander-Von-Humboldt-Forschung, t.15), pp. 61-68; Ette, “Von Surrogaten und Extrakten. Eine Geschichte der Übersetzungen und Bearbeitungen des amerikanischen Reisewerks Alexander von Humboldts im deutschen Sprachraum“, en: Kohut, Karl; Briesemeister, Dietrich; Siebenmann, Gustav (eds.), Deutsche in Lateinamerika - Lateinamerikaner in Deutschland, Frankfurt am Main: Vervuert, 1996, pp. 98-126; Leitner, „’Ich weiss wohl, dass ich meinem Werk über die Natur nicht gewachsen bin’. Das amerikanische Reisewerk“, en: Humboldt, Netzwerke des Wissens ..., pp. 130-131.

 

[9] Humboldt, Vues des Cordillères et les monuments des peuples indigènes de l’Amérique, Paris : chez F. Schoell, 1810-1813 (69 láminas coloradas) (Facsimile intégral de l’édition. T. 1-2, Amsterdam : Theatrum Orbis Terrarum Ltd. ; New York : Da Capo Press, 1973; reimpresion de la versión en octavo: Humboldt, Sites des Cordillères et monuments des peuples indigènes de l’Amérique, Paris : J.-M. Place, 1989) ; Cuadros de la naturaleza / Alejandro de Humboldt, Caracas : Monte Ávila, 1972 (Colección científica, 11/12) ; Humboldt, Vistas de las cordilleras y monumentos de los pueblos indígenas de América / Alejandro de Humboldt, palabras preliminares de José López Portillo, prólogo de Miguel S. Wionczek, traducción e introducción de Jaime Labastida, México : Secretaría de Hacienda y Crédito Público, 1974 (69 láminas).

 

[10] Löschner, Renate, „Alexander von Humboldt und das Amerikabild im 19. Jahrhundert“, en: Johann Moritz Rugendas in Mexiko. Ein Maler aus dem Umkreis von Alexander von Humboldt. Ausstellung des Ibero-Amerikanischen Instituts zu Berlin – Preußischer Kulturbesitz, Ausstellung und Katalog Renate Löschner, Berlin: Ibero-Amerikanisches Institut zu Berlin. Preußischer Kulturbesitz, 1992, S. 9-18; Diener, Pablo, „“Humboldt und die Kunst“, en: Humboldt, Netzwerke des Wissens ..., pp. 137-154.

 

[11] Zeuske, Schwarze Karibik. Sklavereien, Sklavenkulturen und Rassismus auf Kuba und in der Karibik, 1492-1940, Zürich : Rotpunktverlag, 2004 (en preparación).

 

[12] Shell jr., William, “Silver Symbiosis: ReOrienting Mexican Economic History“, en: Hispanic American Historical Reviwe (HAHR), 81:1 (Febr. 2001), pp. 89-133.

 

[13] Rodríguez O., Jaime E., Down from Colonialism: Mexico´s Nineteenth Century Crisis; with an introduction by Roberto Moreno de los Arcos, Los Angeles : Chicano Studies Research Center Publications, University of California, 1983 (Popular series, University of California, Los Angeles. Chicano Studies Research Center. Publications; no. 3); Bernecker, „Der Mythos vom mexikanischen Reichtum. Alexander von Humboldts Rolle vom Analysten zum Propagandisten“, en: Ette; Bernecker (eds.), Ansichten Amerikas ..., pp. 79-104.

 

[14] En Alemania por ejemplo con la obra de Poeppig: Poeppig, Eduard, Eduard Poeppig’s Reise in Chile, Peru und auf dem Amazonenstrome, während der Jahre 1827-1832; 2 Bde., Leipzig: Friedrich Fleischer. J. C. Hinrichssche Buchhandlung, 1835-1836; véase también: Núñez, Estuardo; Petersen, Georg, El Perú en la obra de Alejandro de Humboldt, Lima: Librería Studium, 1971; Humboldt en el Perú. Diario de Alejandro de Humboldt durante su permanencia en el Perú (agosto a diciembre de 1802), traducido del francés por Manuel Vegas Vélez, Piura (Perú): Centro de Investigación y Promoción del Campesinado, 1991; Hampe Martínez, „Treinta años de bibliografía humboldtiana en lengua española (1969-1999)“, en: Cuadernos Americanos, 78 (1999), S. 86-106; Hampe Martínez, “El Virreinato del Perú en los ojos de Humboldt (1802): una visión crítica de la realidad social”, en: Ibero-Amerikanisches Archiv. Zeitschrift für Sozialwissenschaften und Geschichte, Neue Folge, Jg. 26 (2000), núm 1-2, pp. 191-208.

 

[15] Lamétherie, J.C. de: Reise der Herren v. Humboldt und Bonpland nach den Wendekreisen; [Schütz, F.W. von] Alexander von Humboldts / Königl. Preußischen Bergraths / Reisen / um die Welt und durch das Innere von / Südamerika. / Ein / interessanten Lesebuch / für / die Jugend. / Vom Verfasser von / Cooks Reisen um die Welt / [Bd. 1]. Mit Kupfern. / Hamburg und Mainz, / bei Gottfried Vollmer. / 1805; el Perú llena casi totalmente el segundo tomo: [Schütz, F.W. von] Alexander von Humboldts / Reisen / um die Welt und / durch das Innere von Südamerika. / Interessanten Lehrbuch für die Jugend vom Ver- / fasser von Cooks Reisen um die Welt / Zweiter Band. / Mit ausgemahlten und schwarzen Kupfern. / Hamburg und Altona, bei Gottfried Vollmer. / [1807], véase: Fiedler; Leitner, Schriften ..., S. 31-33.

 

[16] Puig-Samper; Rebok, “Alexander von Humboldt y el relato ...“, pp. 69-84

 

[17] Humboldt, Ansichten der Natur ...; la única traducción al español en siglo XIX fue: Cuadros de la naturaleza, por Alejandro de Humboldt. Traducción de Bernardo Giner. Edición ilustrada con láminas sueltas que representan algunas vistas pintorescas, Madrid: Imprenta y librería de Gaspar, Editores, 1876.

 

[18] Humboldt publicó este texto como libro en 1807, la centralidad de esta obra se halla en Quito: Ideen zu einer Geographie der Pflanzen / nebst einem Naturgemälde / der Tropenländer, / Auf Beobachtungen und Messungen gegründet, welche vom 10ten / Grade nördlicher bis zum 10ten Grade südlicher Breite, in den Jahren 1799, 1800, 1801, 1802 und 1803 angestellt worden sind, / Von / Al. von Humboldt und A. Bonpland. / Bearbeitet und herausgegeben von dem Ersteren. / Mit einer Kupfertafel. / Tübingen, bey F. G. Cotta. / Paris, bey F. Schoell, 1807, véase la famosa tabla „Geographie der Pflanzen in den Tropen-Ländern; ein Naturgemälde der Anden“, en: Huber, Otto, Die ‚Geographie der Pflanzen’“, en: Humboldt, Netzwerke des Wissens ..., pp. 100-103; así como: „Tableau physique des Andes et pays voisins“ en: Krätz, Otto, Alexander von Humboldt. Wissenschaftler. Weltbürger. Revolutionär, unter Mitarbeit von Sabine Kinder und Helga Merlin, München: Callwey, 2000, pp. 98s.

 

[19] Véase en internet: Humboldt, Alexander von, Pittoreske Ansichten der Cordilleren und Monumente amerikanischer Völker, von …, 2 Hefte, Tübingen : in der J.G. Cotta’schen Buchhandlung, 1810 (22 Tafeln) http://caliban.mpiz- koeln.mpg.de/~stueber/humboldt/atlas/index.html.

 

[20] Fiedler; Leitner, Schriften ..., S. 133.

 

[21] Ette, “Ein imaginäres Museum der Weltkulturen“, en: Ette, Weltbewußtsein …, pp. 218-224.

 

[22] Labastida, Jaime, “Las obras de Humboldt: fuentes de inspiración hasta hoy“, en: Humboldt XLI, Bonn (1999), pp. 74-75; Quiñones Keber, Eloise, “Humboldt and Aztec Art“, en: Colonial Latin American Review, V/2, Oxford (1996), pp. 277-297. 

 

[23] Kügelgen, Helga von, „Amerika als Allegorie. Das Frontispiz zum Reisewerk von Humboldt und Bonpland“, en: Netzwerke des Wissens ..., pp. 132-133; Kügelgen, „El frontispicio de François Gérard para la obre viaje de Humboldt y Bonpland“, en: Jahrbuch für Geschichte von Staat, Wirtschaft und Gesellschaft Lateinamerikas 20 (1983), pp. 575-616.

 

[24] Ibíd., pp. 137-140.

 

[25] Múnera, Alfonso, “El Caribe colombiano en la república andina: identidad y autonomía política en el siglo XIX“, en: Procesos, No. 10, I semestre, Quito 1997, pp. 63-82.

 

______________________________________________________

 

<< letzte Seite  |  Übersicht  |  nächste Seite >>