Logo :: HiN - Humboldt im Netz

______________________________________________________

Navigationselement: zurck

HiN 17 | Logo

Navigationselement: weiter

María Rosario Martí Marco

La figura del botánico valenciano Antonio José Cavanilles
en su relación científica con Humboldt y los botánicos alemanes*

4. El viaje de Cavanilles por el reino de Valencia

Cavanilles regresó de París en 1789 debido a las circunstancias políticas y de riesgo que vivía la Francia revolucionaria y continuó dedicado con intensidad a la publicación de su investigación y al estudio. Como comenta su amigo Juan Andrés (2001, 841), sus obras

muy ricas en plantas bellísimas y curiosas, que eran estudiadas y examinadas por él con tan escrupulosa crítica, presentadas en láminas tan elegantes y grabadas con tanta finura y dibujadas por él mismo con el mayor esmero y fidelidad, que los seis tomos de Cavanilles de Icones et descriptiones plantarum quae in Hispania nascuntur, aut in hortis hospitantur constituyen una joya para las bibliotecas y una de las obras más apreciadas que existen en la Botánica.

En 1791 recibe la orden real para reconocer la historia natural de España. La necrológica alemana apunta que este viaje fue sufragado por él mismo, como el de Humboldt:

Im Jahre 1791 machte er die erste Reise nach seinem Vaterland Valencia, nicht auf königlichen Befehl und auf königliche Kosten, wie hin und wieder behauptet ist, sondern auf eigenen Antrieb (L.V. 1807, 157).

Pero su fallecimiento a los 59 años impidió que siguiera este viaje científico por la geografía española con la metodología desarrollada en Valencia.

Er wollte noch andere Provinzen von Spanien bereisen, aber dazu ist er nicht gekommen. Asturien, Galizien, das Innere von Bizcaya, der größte Teil von Andalusien, ganz Granada und Murcia sind in botanischer Rücksicht völlig unbekannt (L.V. 1807, 158).

En la primavera de 1791 Cavanilles comienza la primera expedición  por el Reino de Valencia (González 1995: 137). El segundo viaje de exploración lo inició en la primavera de 1792 y en abril de 1793 el tercero y cuarto. Fruto de esta actividad fue la obra Observaciones sobre la Historia Natural, Geografía, Agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia, publicada en dos volúmenes en 1795 y 1797 y con numerosos datos estadísticos y topográficos originales. En 1793 y 1796 recibe de Godoy los permisos para publicar sus obras científicas y para emprender el viaje definitivo por toda España, “por los montes, dehesas, vedados y tierras cultivadas sin que se le pusiera impedimento alguno, así como por todos los Sitios Reales”. El primer tomo de la obra Observaciones (Lacarra 1995: 67) fue reseñado en Annalen der Botanik[1] en 1796. Los estudios relativos a muchas plantas de procedencia valenciana como los naranjos, las chufas o el arroz se difundieron así entre las revistas especializadas europeas.

Siguiendo el Diario de Cavanilles, todavía sin editar, Mateu Belles (1995: 38) relata cómo el botánico

a las tres de la mañana salió de la casa para dirigirse a las raíces y falda del Maigmó. Inició el ascenso montado y luego prosiguió a pie hasta la cima donde describió y dibujó las vistas, identificó las plantas y regresó a pernoctar a Ibi.

Cavanilles, que partió de Valencia en calesa, se referirá con gratitud a los párrocos que le abrieron sus casas para pernoctar, “en caso contrario me hubiera tocado dormir con las mulas”, subrayando el sentido de hospitalidad de tantas personas, las conversaciones explicativas e ilustradoras y los intercambios reveladores y anota en el Diario algo de su esfera privada con lo que iniciaba las excursiones, “después de decir misa”. Cavanilles que subió a las empinadas cumbres de Aitana, Serrella, Penyagolosa, etc. a caballo y escalando, relata en el prólogo de sus Observaciones cómo

por medio de una brújula tiraba mi meridiana y luego dirigía la visual a los puntos más sobresalientes, los picos, las torres de los pueblos, las ermitas, situando cada objeto en el papel con las respectivas distancias que me daban los prácticos del país. Con estos auxilios he formado el mapa general del reino.

Cavanilles muestra especialmente en esa obra su gran oficio de naturalista ilustrado y de viajero en el interés muy especial hacia las montañas y sus cumbres. La abundancia de montañas en el territorio valenciano le permitió establecer los pisos de vegetación y, como había hecho Humboldt en el ascenso al Chimborazo, describió los diferentes hábitats ecológicos de las plantas. Según Escamilla (2001), al menos desde el punto de vista geográfico, es muy superior la obra de Cavanilles a la obra americana de Humboldt.

 

[1] Zürich, n°19 (p. 67).

______________________________________________________

Navigationselement: zurck

hin-online.de. postmaster@hin-online.de
Letzte Aktualisierung: 21 November 2008 | Kraft
Best viewed with Mozilla Firefox 3.

Navigationselement: weiter