HiN - Humboldt im Netz

______________________________________________________

Michael Zeuske
Universidad de Colonia

Alexander von Humboldt y la comparación de las esclavitudes en las Américas

4. Humboldt in real time sobre rebeliones, conspiraciones y revoluciones

En aquel entonces, alrededor del epicentro Haití había muchas conspiraciones y rebeliones de esclavos, como también de otros grupos. En 1795 estalló una rebelión de esclavos, libertos e indios en la serranía de Coro, liderada por José Chirino, hijo libre de esclavo e india, y José Caridad González, “jefe de los negros Loangos de Coro”. José Caridad era lo que Ira Berlin llamó atlantic creole[1], pero tal vez un criollo atlántico caribeño (provino desde Curaçao a Coro, hablaba varios idiomas, sabía leer y escribir y había realizado viajes al Haití).[2] En 1797, poco antes de la llegada de Humboldt, tuvo lugar la conspiración “francesa” de Manuel Gual y José María España en Caracas y La Guaira (José María España fue ejecutado en 1799).[3] En 1798 estalló la rebelión de negros de Carúpano y Cariaco por la libertad, y en 1799, el motín de pardos en Maracaibo, cuya finalidad era introducir la “ley de los franceses”, es decir, la abolición de la esclavitud como en Francia; los pardos también intentaban quebrar la resistencia de las élites en cuanto a la legislación de “las Gracias al Sacar” (1795).[4] También hay vestigios de actitudes revolucionarias en la Nueva Granada, cerca de Cartagena de Indias, en 1799-1801.[5]

Humboldt menciona poco de estos conflictos, rebeliones y conspiraciones – no tanto por desconocerlos o bajo la presión de silenciarlos que claramente hubo por parte de los funcionarios imperiales. Pero Humboldt supo casi todo. Manejaba perfectamente bien las redes orales de comunicación, también en Venezuela, porque los monjes de las misiones, capuchinos o extranjeros, le habían contado muchas cosas. Sobre Gaspar Juliac y Marmión, “un viejo irlandés”, anota en Puerto Cabello entre el 26 de febrero y el 1ro de marzo: “Hallaron en los papeles de un conjurado (de su hijo político que huyó a Francia), que [José María] España [(1761-1799)] le quiso transferir la gobernación de la provincia [de Caracas] después de la gran tragedia”.[6] En Cumaná, en otoño de 1799, cuando Humboldt se queja de la injusticia del sistema judicial, también menciona: “La violencia más grande, la arbitrariedad de la justicia, se demostró en la historia de la revolución [“Revolutionsgeschichte”] en Caracas”.[7] Cuando visita a Villa de Cura, al sur del lago de Valencia, el 9 ó 10 de marzo de 1800, encuentra a las hermanas Peraza, cuyo hermano está “preso en la Habana, implicado en esta misma ‘Revolutionsgeschichte’”.[8]

Los otros conflictos, rebeliones y revoluciones casi no los menciona (o lo hace en forma muy general[9] o muy poco y muy ocultamente en sus diarios, con más soltura después en sus obras publicadas, sobre todo en la Relation historique, su obra más “revolucionaria”)[10], porque para Humboldt era más importante acabar con la esclavitud por vías reformistas.

El primer territorio americano visitado por Humboldt que no era parte de la periferia del imperio colonial hispánico (como Cumaná, Caracas, los llanos, Guayana, Parime, el Orinoco o Cuba – ¡en Venezuela y Cuba me van a perdonar!) fue el Nuevo Reino de Granada. [11] La Nueva Granada era un centro en el sentido de “reino”, o, mejor, “reyno”, es decir las partes del virreinato, gobernadas directamente por un virrey (en su tiempo el burócrata Pedro de Mendinueta). En cuanto a la experiencia de Humboldt en este territorio podemos comprobar tres aspectos de su viaje en real time: su predisposición de científico reformador, muy reforzada por sus experiencias en la Venezuela politizada[12], y su manejo de las complicadas redes de comunicación en cuanto a tres fenómenos que tenían que ver unos con otros: la revolución de Haití (que entre 1797 y 1802 ostentaba cierta estabilidad bajo Toussaint), el autonomismo de los criollos y la esclavitud.

La primera noticia de la importancia de su pasaporte real para poder moverse en la Nueva Granada la tenemos de la pluma de Anastasio de Zejudo, en aquel entonces gobernador regio de Cartagena de Indias: “…Rieux se me presentó ayér, y en vista delo q.e Vm. me dice le entregué su Pasaporte corriente, y saldrá luego p.a esa con el Prusiano Baron de Humboldt, á quién sin embargo de no habér ordenes aquí sobre el particular, le he permitido pase á presentarse á Vm., con respeto á la R.l orn [Real orden] que me manifestó, y por solo laqué [sic] le han permitido diferentes Gobernadores el uso desu [sic] comision”.[13] De todas formas, para el gobernador de Cartagena la llegada de Humboldt no fue gran cosa. Para los funcionarios imperiales, en la primera parte de su viaje, Humboldt no merecía una noticia en sus procederes burocráticos, con excepción de Vicente de Emparán en Cumaná. Eso se puede demostrar también con la correspondencia de Pedro Carbonell, gobernador y capitán general de Caracas: “Por aqui ninguna novedad particular; han llegado a Cumana los Correos [uno de ellos el barco que transportó a Humboldt y Bonpland – M.Z.] de Agosto y Sep.re  [de 1799] ...“. [14] No da cuenta ni de la llegada de Humboldt. El gobernador de Cartagena tampoco escribe nada sobre Humboldt en ninguna de sus siguientes cartas al virrey. Lo que sí le interesa son otros procesos, muy dinámicos, como por ejemplo, la huida masiva de funcionarios y militares franceses de Saint-Domingue a Maracaibo, Cuba y Cartagena de Indias, la guerra de “las Potencias Marítimas del Norte á la Inglaterra” y la firma de la paz (de Amiens) por parte del Emperador (Napoleón).[15] En esto, y en el temor del gobernador de Cartagena ante una posible “revolución de esclavos y negros libres” en su ciudad (sobre el cual había sostenido amplia correspondencia con el virrey en 1799 y 1800), se demuestra la vigencia del tema de “Haití” en el Caribe de aquel entonces. [16]



[1] Berlin, Ira, “From Creole to African: Atlantic Creoles and the Origins of African-American Society in Mainland North America”, in: The William and Mary Quarterly (WMQ), Third Series, LIII, 2 (April 1996), pp. 251-288, véase también: Zeuske, Sklaven und Sklaverei in der Welt des Atlantik, 1400-1940, Münster [etc.]: LIT Verlag, 2006 [Esclavos y esclavitud en el mundo del Atlántico, 1400-1940] (en prensa).

[2] Arcaya, Pedro Manuel, Insurrección de los negros de la serranía de Coro en 1795, Caracas: Instituto Panamericano de Geografía e Historia, 1949; Aizpurúa A., Ramón, La insurrección de los negros de la serranía de Coro, 1795: revisión crítica, Caracas: Universidad Central de Venezuela, 1980; Brito Figueroa, Federico, Las insurrecciones de los esclavos negros en la sociedad colonial venezolana, Caracas: Editorial Cantaclaro, 1961; Castillo Lara, Lucas Guillermo, Apuntes para la historia colonial de Barlovento, Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1981; Röhrig Assunção, Matthias, “L’adhésion populaire aux projets révolutionnaires dans les sociétés esclavagistes: le cas du Venezuela et du Brésil (1780-1840)”, in: L’Amérique Latine face à la Révolution française, ed. Guerra, François-Xavier, Toulouse: Presses Universitaires Le Mirail, 1990 (=Caravelle. Cahiers du monde hispanique et luso-brésilien 54), pp. 291-313; Gil Rivas, Pedro / Dovale Bravo, Luis Osvaldo / Bello, Luzmila, Insurrección de los negros esclavos, libres e indios en la serranía coreana, 10 de mayo de 1795. Mérida: s.n., 1991; Ramos Guédez, José Marcial / Rodríguez, Luis Cipriano [et al.], José Leonardo Chirino y la insurrección de la serranía de Coro de 1795: Insurrección de libertad o rebelión de independencia. Memoria del Simposio realizado en Mérida los días 16 y 17 de noviembre de 1995, Mérida: Universidad de Los Andes / Universidad Central de Venezuela / Universidad del Zulia / Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda, 1996; Scott, Julius, “Crisscrossing Empires: Ships, Sailors and Resistance in the Lesser Antilles in the Eighteenth Century”, in: The Lesser Antilles in the Age of European Expansion, ed. by Paquette, Robert L. / Engerman, Stanley, Gainesville: Univ. of Florida Press, 1996, pp. 128-143; Geggus, “Slavery, War, and Revolution in the Greater Caribbean, 1789-1815”, pp. 1-50; Ramos Guédez, “150 años de la abolición de la esclavitud en Venezuela: de José Leonardo Chirinos a José Gregorio Monagas”, in: Tierra Firme XXII, 85 (enero-marzo 2004), pp. 17-32.

[3] Derechos del Hombre y del Ciudadano. Estudio preliminar por Ruggeri Parra, Pablo; estudio histórico-crítico sobre los Derechos del Hombre y del Ciudadano por Grases, Pedro, Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1959 (Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia; 5).

[4] Geggus, “Slavery, War, and Revolution in the Greater Caribbean, 1789-1815”, pp. 1-50 aquí pp. 11-13; Geggus, “Slave Resistance in the Spanish Caribbean in the Mid-1790s”, en: ibíd., pp. 131-155; Yacou, Alain, “La insurgencia negra en la isla de Cuba en la primera mitad del siglo XIX”, en: Revista de Indias 1993, LIII, 197 (1993), pp. 23-51.

[5] Lilly Library, Indiana University, Bloomington, Manuscript Department (LLIUB, MD), 1797-1803. Latin American mss. Colombia. Correspondencia del Virrey Mendinueta, folios (f.) 12r-24v: Carta reservada (original) desde Cartagena de Indias, 28 de Febrero de 1799 del gobernandor Anastasio Zejudo al virrey Pedro de Mendinueta en Bogotá.

[6] Humboldt, Reise durch Venezuela ..., p. 211.

[7] Humboldt, Lateinamerika am Vorabend ..., p. 108-9 (Documento 44).

[8] Ibíd., p. 278 (Documento 201).

[9] El pasage más importante es su famosa crítica al colonialismo bajo el título “Colonies”, que contiene su famoso rechazo de una “revolución criolla”: “De cette position naît une confusion d’idées et des sentiments inconcevables, une tendence révolutionnaire génerale. Mais ce désir se borne à chasser les Européens et à se faire après la guerre entre eux”, en: Humboldt, Vorabend, pp. 63-67, aquí: p. 64 (Documento 1), escrito entre el 4 de enero y el 17 de febrero 1803, cerca de Guayaquil.

[10] Humboldt, Alexandre de / Bonpland, Aimé Goujaud, Relation historique du Voyage aux régions équinoxiales du Nouveau Continent, fait en 1799, 1800, 1801, 1802, 1803 et 1804 par A. de Humboldt et A. Bonpland. Réd. par A. de Humboldt, 3 vols., tom. I, Paris: Schoell, 1814 (-1817); tom.II, Paris : Maze) 1819 (-1822); tom. III, Paris: Smith und Gide fils, 1825 (-1831).

[11] Pérez Arbeláez, Enrique, Alejandro de Humboldt en Colombia, Bogotá: Empresa Colombiana de Petróleos, 1959; Jaramillo Uribe, Jaime, “La sociedad colombiana en la época de la visita de Humboldt”, en: Jaramillo Uribe, La personalidad histórica de Colombia y otros ensayos, Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura, 1977, pp. 155-165; Arias de Greiff, Jorge, “Caldas: inquietudes, proyectos y tragedias”, en: Caldas. 1768-1816. Francisco Joseph de Caldas y Thenorio, Bogotá: Molino Velázquez, Editores, 1994, pp. 37-54; Puig-Samper, “Alejandro de Humboldt en el mundo hispánico: las polémicas abiertas”, en: Debate y perspectivas. Cuadernos de Historia y Ciencias Sociales, Madrid, 1 (Diciembre de 2000): Alejandro de Humboldt y el mundo hispánico. La Modernidad y la Independencia americana, coord. por Puig-Samper, pp. 7-27; Navas Sierra, Jesús Alberto, “Humboldt y la universalización del conocimiento científico. Su paso por la Nueva Granada y nexos con Colombia”, en: El regreso de Humboldt. Exposición en el Museo Nacional de Colombia, marzo-mayo del 2001, ed. Holl, Quito: Imprenta Mariscal, 2001, pp. 173-185.

[12] Langue, “Humboldt und der ‘Afrikanerstaat’ Venezuela: bürgerliche Zwiste und feindselige Leidenschaften”, pp. 16-29.

[13] LLIUB, MD, 1797-1803. Latin American mss. Colombia. Correspondencia del Virrey Mendinueta, f. 136r -137r, carta de Anastasio Zejudo, gobernador de Cartagena de Indias, al virrey Pedro de Mendinueta en Bogotá, Cartagena, 10 de Abril de 1801.

[14] Ibíd., f. 258r -259v, aqui f. 258r/v. Carta del Capitán General de Caracas, Pedro Carbonell, al Virrey, Pedro de Mendinueta, en Bogotá, desde Caracas, 29 de Noviembre de 1799.

[15] Ibíd., f. 138r.-139v., carta de Anastasio Zejudo al virrey Mendinueta, Cartagena, 20 de Abril de 1801. El virrey mismo escribió el 19 de julio de 1801, desde Bogotá, al secretario de Estado, Pedro Cevallos, en Madrid, llamando la atención sobre la necesidad de observar y controlar los dos “estrangeros” Humboldt y Bonpland, “procedente del Batabanó en la Ysla de Cuba”, véase: Archivo General de Indias (AGI), Sevilla, Estado, 52, N.113/1/1 (agradezco a Sandra Rebok la información sobre la existencia de esta carta y la copia de la misma).

[16] Zeuske, “Revolution im Zentrum der schwarzen Karibik” [Revolución en el centro del Caribe negro], en: Schwarze Karibik ..., pp. 157-190.


______________________________________________________

<< letzte Seite  |  Übersicht  |  nächste Seite >>